10 razones por las que un extranjero debe invertir en RD – Emil Montás

10 razones por las que un extranjero debe invertir en RD

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

Una de las realidades más increíbles del mundo moderno es la globalización. Las fronteras que antes nos dividían, que nos impedían disfrutar al máximo de las maravillas de planeta, hoy solo aparecen en los mapas y en los geolocalizadores. Aquella vieja idea de que el mundo es una aldea hoy es una certeza y, lo mejor, las oportunidades están alcance de cualquiera en cualquier lugar.

La revolución digital cambió definitivamente el mundo y la forma en que concebimos el mundo. De hecho, por ejemplo, hoy es posible que un emprendedor, sin necesidad de contar con un presupuesto multimillonario, pueda competir con las grandes marcas y les arrebate una porción del mercado, así sea una pequeña porción. Eso, en el pasado, era virtualmente imposible.

Además, nos permite establecer relaciones a largo plazo, con estrechos vínculos de afinidad, con personas que viven literalmente al otro lado del mundo y con las que jamás hemos tenido algún contacto físico. Conocemos sus caras gracias a que la tecnología nos brinda poderosas herramientas a través de las cuales podemos derribar barreras antes infranqueables como la distancia.

Por si esto fuera poco, si eres empresario o emprendedor puedes vender tus productos o tus servicios a cualquier lugar. Basta que, por ejemplo, en Australia o en Corea del Sur haya alguna persona interesada en lo que tú ofreces para que la relación se dé. ¡Es increíble! Te confieso que es algo que todavía, una década después de que ingresé al universo digital, me genera fascinación.

Y hasta es posible vender una propiedad, un apartamento o una villa en la playa, a través de internet. No fue fácil convencerme de que podía ser así, pero ahora disfruto de esta posibilidad. No importa dónde esté, en la oficina o en la playa, en la sala de mi casa o en un aeropuerto, con tan solo mi computador y una conexión a internet puedo trabajar, puedo vender propiedades.

Créeme que me costó aceptar que esto era posible y la primera venta virtual que realice me explotó la cabeza. No recuerdo quién me la compró ni cuál fue la propiedad que vendí, pero la sensación que recorrió mi cuerpo de arriba abajo, como un choque eléctrico, jamás la olvidaré. Y lo mejor es que la disfruto cada vez que ayudo a una familia a hacer realidad su sueño de tener una casa.

Les vendo a personas que están en otras ciudades y en otros países. Son conocidos de los viajes que he realizado por algunos lugares de Latinoamérica y que me manifestaron su interés en invertir en República Dominicana. Algunos, ni siquiera han visitado nuestro bello país, pero compraron una propiedad en Punta Cana o La Romana porque entendieron que es una buena inversión.

¿Qué fue lo que les llamó la atención? Dueños de negocios en sus lugares de origen, varios de ellos me dijeron que no conocen una mejor opción de rentabilizar su dinero que adquirir un inmueble. Además, saben de las excelentes condiciones que les ofrece República Dominicana gracias a la estabilidad económica y política y, también, a unas leyes que promueven y facilita la inversión extranjera.

Comprar, disfrutar, valorizar y después vender para gozar de la plusvalía. Comprar mientras el proyecto está en desarrollo y vender tan pronto esté terminado para recibir una ganancia inmediata. Sea cual sea la modalidad de inversión que te interese o más te convenga, tener una propiedad en el extranjero, en especial en República Dominicana, es hoy una excelente opción.

​El Consejo de Emil

A continuación, te expongo diez razones por las cuales, si tienes la posibilidad de hacerlo, debes pensar en invertir en bienes raíces en un país como República Dominicana:

1) Aquella vieja premisa de que una propiedad es un cheque en blanco no cambia. A diferencia de las acciones, por ejemplo, un inmueble siempre conserva su valor, más allá de los vaivenes del mercado

2) Cuando inviertes en un país como República Dominicana, tu dinero está seguro y, además, puedes contar con que esa inversión se rentabilizará: el potencial del mercado está lejos de su techo

3) Hay connotados expertos en inversiones inmobiliarias que sostienen que invertir en propiedades en el extranjero es tan provechoso como tener una cuenta bancaria en Suiza

4) A diferencia de lo que ocurre con otro tipo de inversiones, como las acciones, tú eres el que decide qué hacer con tu propiedad, puedes ejecutar acciones para aumentar su valor o rentabilidad

5) Puedes inscribir tu propiedad en alquiler en alguna de las plataformas de reservas en línea que hoy son muy comunes. También puedes determinar una tarifa más alta de alquiler nocturno

6) Si lo deseas, puedes jugar con el modelo de alquiler, según tus intereses: a corto plazo o a largo plazo. Cualquiera de las dos opciones es interesante y, de hecho, puedes usar las dos, alternadas

7) Puedes mejorar el perfil de tu propiedad con una remodelación que incremente su valor. Por ejemplo, los baños, o la cocina, o la piscina, o la zona social, o la seguridad e independencia

8) De acuerdo con tus intereses, puedes programar el flujo de caja de alquiler: a corto plazo (no más de una semana), a largo plazo (seis o más meses) o a mediano plazo (de uno a seis meses)

9) La opción a mediano plazo ha tomado auge recientemente entre los nómadas digitales, esos viajeros que quieren darse un respiro o que viajan por períodos de uno a tres meses

10) En Punta Cana, específicamente, hay un nuevo y atractivo mercado para extranjeros que huyen del invierno en sus países: rentan por tres o seis meses, y a veces se queda más tiempo

Estoy seguro de que desconocías algunas de las opciones que tienes al alcance de la mano para rentabilizar tu inversión en el extranjero, en especial en un país como República Dominicana que no solo quiere, sino que fomenta la inversión extranjera. Lo mejor es que actualmente en varias zonas del país se desarrollan proyectos de gran calidad para todos los gustos y presupuestos.

Antes de la era de la globalización, pensar en invertir en el extranjero no solo era una utopía, sino también un riesgo. Hoy, gracias a los avances y a las nuevas condiciones del mercado, no solo es posible, sino también, conveniente. Y República Dominicana, con destinos como Punta Cana, Juan Dolio, Santo Domingo, La Romana, Puerto Plata o Samaná, quizás sea la opción que estás buscando.


Comments

comments