Todos soñamos con un TECHO: ¿nos ayudas a construir uno?

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

¿Sabías que en Latinoamérica hay 104 millones de personas que viven en asentamientos en situación de pobreza? ¿Sabías que América Latina es la región más desigual del planeta? ¿Sabías que los asentamientos son la manifestación más extrema de esa desigualdad? Es una realidad que está ahí, cerca de ti, a la vuelta de la esquina en cualquier rincón de nuestro querido continente.

Quizás eso no te diga mucho, así que te compartiré unas cifras:

- Tres de cada cuatro asentamientos no están conectados a la red de alcantarillado

- Uno de cada tres asentamientos no tiene un fluido eléctrico formal y seguro

- Más de la mitad de los asentamientos carece de servicio de agua potable

- Tres de cada cuatro asentamientos no cuenta con la tenencia regular del terreno

¿Te imaginas cómo sería tu vida si estuvieras enfrentado a solo uno de estos cuatro graves problemas? No todos en simultánea, como les toca a tantos latinos, solo uno. ¿Qué tal saber que el agua que bebes no es potable? ¿Que no es apta ni siquiera para bañarte los dientes? Aunque parezca increíble, más de 100 millones de personas en América Latina que viven esas calamidades.

En pleno siglo XXI. Y lo más grave es que la ayuda que reciben es insuficiente. De hecho, es muy poca. Apenas unos voluntarios y unos anónimos aportantes han logrado paliar el dolor y la sensación de abandono que padecen estas familias. Entonces, su día a día transcurre en una incansable lucha por ganarle la partida a la vida, que sin razón se ensañó con ellas.

Lo bueno, porque siempre hay algo bueno, es que hay personas interesadas en ayudar. Y tú puedes ser una de ellas. “¿Y yo qué puedo hacer? ¿Puedo contribuir de alguna manera?”, podrás preguntarte. La feliz respuesta es SÍ, en mayúsculas. Puedes hacer mucho, en realidad. ¿Cómo ayudar? Participando en la Convención de Emprendedores Inmobiliarios CDEI 2018.

En desarrollo de su política de responsabilidad social, la CDEI 2018 es aliada de TECHO, una organización con sede en Chile y presencia en 17 países de Latinoamérica, entre ellos República Dominicana. Trabaja en asentamientos humanos para ayudar a superar la pobreza y, junto con los pobladores del lugar y voluntarios, proveer de techo a los más necesitados, entre otras acciones.

“Lo que no se comparte, no se disfruta”. La vida te ha bendecido con salud, comida, ropa y un techo. Tienes lo básico, eres afortunado. Pero, más afortunado eres si ayudas a los demás.

​El Consejo de Emil

La CDEI 2018, que como sabes se realizará los días 26, 27 y 28 de octubre próximo en Punta Cana, y allí se cimentarán los sueños de muchos emprendedores inmobiliarios. Pero, y esta es la gran noticia, queremos construir un techo para una familia. Entre todos podemos hacerlo, y tu aporte es muy importante. Todos soñamos con un techo, muchos carecen de él. Y tú puedes ayudarlos.

La labor que desarrolla TECHO se basa en la ayuda desinteresada de quienes donan dinero y de quienes aportan mano de obra, es decir, ayudan a construir las casas de los necesitados. ¿No tienes la posibilidad de hacer una donación? No importa. Tus manos, un poco de tu tiempo y la bondad de tu corazón son herramientas poderosas capaces de construir sueños y techos.

Participa en la CDEI 2018 y haz parte del programa corporativo de ayuda a los más necesitados.

A veces, ante la necesidad de otros, no hacemos nada porque creemos que es muy poco, que es insuficiente. Y es cierto: casi nunca un esfuerzo individual es suficiente para cambiar una realidad aterradora. Pero, la sumatoria de pequeños grandes esfuerzos significa una gran ayuda.

No sé tú, pero yo, como consultor inmobiliario, le agradezco a la vida por cada oportunidad que me brinda para hacer feliz a un cliente. La sonrisa, los nervios, la emoción que experimenta cuando entra por primera vez en SU casa es algo incomparable. Imagínate si es alguien que carece de los recursos. ¿Nos acompañas a cristalizar el sueño de darle TECHO a una familia desprotegida?

De antemano, gracias por ser parte de esta causa.


Emil Montás - EmilMontas.com

Comments

comments