Aprende a combinar tus pasiones y que te paguen por ello

Facebook
Twitter
LinkedIn

No existe mejor negocio en el mundo que vivir de tus pasiones, de aquello que te hace sentir bien en todos los aspectos de tu vida. La pasión es la gasolina que necesitamos para avanzar y, cuando dejamos que sea ella quien nos guíe, todo lo demás se hace sencillo.

Para mí invertir es una pasión, por eso siempre busco:

  • Aprender a hacerlo mejor
  • Invitar a que otras personas lo hagan
  • Optimizar mis estrategias
  • Vivir de ello

Cuando hago buenas inversiones gano mucho más que dinero porque me llevo tiempo libre para disfrutar de mi familia y, sobre todo, la satisfacción de haber logrado algo que me hace realmente feliz.

Imagina a David Ortiz en la caja de bateo, así me siento yo, fuerte, capaz, con ganas de sacarla del parque siempre, porque tengo la dicha de vivir de mi pasión.

Cómo trabajar de las pasiones

Para lograr este cometido tienes dos opciones: convertir tu pasión en tu trabajo o apasionarte por tu trabajo. Sin embargo, también es necesario aprender a manejar las pasiones, es decir, entender que una pasión sin conocimiento se estanca.

Como he dicho en algunas oportunidades anteriores tu mayor activo es el conocimiento, aquello que sabes hacer bien y por lo que puedes generar un valor, es lo que te llevará a avanzar en todos los aspectos de tu vida.

Cuando yo comencé como agente inmobiliario, noté que ayudar a las personas a hacer sus sueños realidad me hacía muy feliz y por ese sentimiento me levantaba todos los días para vender casas; esa pasión fue creciendo a medida que mi conocimiento se hizo más robusto, eso significó que mis aportes a los clientes fueron mayores.

Porque no solo les estaba vendiendo una casa, tenía la capacidad de ofrecerles un servicio completo:

  • Les mostraba la casa de sus sueños
  • Los asesoraba para que hicieran una compra ideal
  • Los ayudaba si necesitaban financiamiento
  • Incluso les decía: esta es la casa que tú tienes en la cabeza, pero esta es la que realmente necesitas

Y todo eso lo logré gracias a mi pasión.

Hoy aplico lo mismo a mis inversiones, invierto por pasión y sobre todo para ayudar a que otros también lo hagan, así que, si este artículo te sirve de algo, entonces puedo decirte:

“Misión cumplida”

En resumen:

  • Descubre cuál es tu pasión
  • Mejora los detalles de esa pasión que desees optimizar
  • Muévete a partir de ella
  • Ponle un toque de objetividad para que no te descontroles

Ser apasionado es vivir la vida a plenitud, pero con inteligencia.

More to explorer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.