Cómo ganar dinero comprando casas

Facebook
Twitter
LinkedIn

En diversas ocasiones me han preguntado: Qué es una inversión tomando en cuenta mi experiencia, no te puedo mentir, porque en el mundo de las inversiones cualquier cosa puede ocurrir.

Sin embargo, hay algo de lo que debes estar totalmente seguro:

La inversión inteligente te ayudará a minimizar el riesgo de perder.

Ahora bien, si hoy me preguntas:

Emil, ¿cómo es eso de una inversión inteligente?

Puedo darte una respuesta sencilla y precisa:

La inversión inteligente es aquella que se basa en el resultado de un análisis previo de todos los números que estarán involucrados en el proceso.

Se trata entonces de hacer las cuentas y sumar, restar, dividir, según sea el caso, para poder proyectar.

Tomemos como ejemplo la inversión en casas ¿qué deberías considerar antes de hacerla?

En los siguientes puntos te hago un resumen:

  1. La localización

Un factor que cada día cobra mayor importancia porque nuestras ciudades crecen, pero lo hacen de forma desordenada y, a veces, en zonas que no cuentan con la dotación adecuada, lo que puede afectar la plusvalía.

La experiencia me enseñó que una propiedad puede no haber sido bien cuidada, pero su precio se mantendrá competitivo siempre y cuando esté ubicada en un sitio privilegiado.

  1. La ubicación

Con esto me refiero a dónde está la propiedad dentro del barrio (colonia), de la urbanización, no es lo mismo si estás sobre una calle céntrica, que en la parte posterior. Conozco propiedades a las que el sol les da solo por casualidad y, entonces, la luz natural es escasa.

¡Ten cuidado con esto!

  1. La seguridad

Fundamental, porque nadie quiere vivir en una zona, una urbanización o un edificio en el que no hay tranquilidad y la seguridad, recuérdalo, no depende exclusivamente del cuerpo de seguridad, sino que es una tarea de todos los residentes.

  1. Acceso a servicios

El gran dolor de cabeza del ciudadano común en el mundo moderno es la movilidad. De ahí que a la hora de buscar un lugar para vivir sea fundamental asegurarte de que puedes ir caminando al centro comercial, al banco, a la lavandería, a la iglesia, en fin.

  1. El estado de la propiedad

Si la vivienda que te gusta no está en perfecto estado y quizás requiera algunas reparaciones no es motivo para que la descartes. Ese es un hándicap a tu favor a la hora de negociar, pero también tienes que analizar qué obras son indispensables y cuál es el costo de llevarlas a cabo.

Si encajan en tu presupuesto, estas mejoras valorizan la propiedad, entonces haz el ejercicio de analizar siempre tu presupuesto.

  1. Los impuestos

Sé de muchas personas que se apresuran a firmar el contrato de compraventa y a mudarse a la nueva propiedad sin preguntar por aspectos elementales como el costo de los servicios básicos (agua, electricidad, gas), de los impuestos (cambian según la zona) o de la administración.

Ten cuidado, porque puedes sufrir un descalabro importante.

  1. El valor de la propiedad

Casi siempre se trata de una inversión vital que, además, es un patrimonio familiar, de ahí que no puedes hacer caso omiso de este factor. Debes saber si esa propiedad es susceptible de valorizarse, inclusive con algunas mejoras, o si, por el contrario, está destinada a perder valor.

Aquí quiero aclararte que cuando una persona adquiere un inmueble con la intención de vivir allí, el precio no es el factor determinante si encaja en su presupuesto. Interesan más aspectos como seguridad, espacios, tranquilidad, amenidades.

More to explorer

Los comentarios están cerrados.