Mueve tu dinero, haz inversión inmobiliaria

Facebook
Twitter
LinkedIn

La inversión inmobiliaria me ha abierto muchas puertas en diferentes partes del mundo, me ha permitido conocer y rodearme de personas más inteligentes que yo y me está ayudando a garantizar la paz financiera mía y de mi familia para el futuro, todo eso lo pude hacer porque decidí mover mi dinero e invertir.

Estoy seguro de que tú como yo sientes miedo, a veces el temor a perder lo que tienes es un paralizante que complica todo el panorama, pero créeme, yo soy un gran ejemplo de que mover el dinero con inteligencia te ayudará a multiplicarlo más allá de lo que puedes imaginar.

La realidad del mundo nos enseña todos los días, ya superada la pandemia mi gran lección, sin duda, es que no puedo tener todos mis bienes en una sola canasta, porque si aparece un enemigo invisible, acaba con eso en meses.

¿Te suena familiar?

Pues muchas personas vivieron la pesadilla de perderlo todo, por lo que es muy importante aprender y evitar que eso le ocurra a cualquiera.

En este sentido, mi mejor consejo es:

Mueve tu dinero, no haces nada con tenerlo en el banco o en una propiedad que se ha convertido en un gasto.

¿A qué me refiero con moverlo?

Invertirlo

  • En educación para aprender cómo hacer inversión inmobiliaria
  • En expertos que te ayuden a entender este mundo y, sobre todo, tus posibilidades
  • En bienes que de alguna manera te sirvan para hacer crecer tu patrimonio y blindarlo ante cualquier circunstancia

¡Ojo! Ten en cuenta que esto no es tan sencillo como se lee, pero eso no significa que sea algo imposible. Puedes vivir de tus inversiones inteligentes y eso, sin duda alguna, cambiará tu vida y la de tu familia.

¿Cuál es el primer paso?

Determinar con qué cuentas para invertir, necesitas tener algo de base (dinero, talento, propiedades, buen historial crediticio) que de alguna forma te ayuden a impulsar tus objetivos de inversión.

  • Dinero: La cantidad que tienes disponible para invertir, teniendo en cuenta que mientras menos dinero tuyo utilices, mejores resultados obtendrás.
  • Talento o conocimiento: Puedes aprovechar lo que sabes para invertir, por ejemplo, si eres contador, qué tal ofrecer tus servicios a cambio de participación de inversión.
  • Propiedades: De seguro hay una casa o apartamento, incluso un carro que hoy es un gasto para tu presupuesto, eso lo puedes convertir en una inversión ¿cómo? Utilizándolos de alguna forma para monetizarlos, las casas o los apartamentos que no son primera vivienda, pueden convertirse en una gran fuente de apalancamiento con rentas fijas; incluso, si es primera vivienda también, como lo hice yo.
  • Historial crediticio: Recuerda que el banco es tu mejor amigo, es una fuente de recursos que te puede impulsar a avanzar en lo que decidas hacer, no la desestimes, apalancarte siempre será una decisión inteligente.

Tómate un tiempo para analizar en qué punto de la escalera de inversor estás y con qué recursos cuentas. Ese es un paso muy importante antes de lanzarte a la aventura de invertir, muchas veces lo saltamos por la premura de comenzar a ver los resultados, pero, como siempre te digo, es mejor dar pasos cortos que carreras de la cuales te arrepentirás.

More to explorer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.