Una Navidad Con Covid

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Siempre escuche la frase quiero una navidad diferente, sabes que……esta es una navidad diferente… Expresiones como “esta navidad sin “fulano” ha sido diferente. Pero nunca viví una navidad con Covid …. esto si que es una navidad diferente.

Y así es, me tocó pasar una navidad con Covid o una Covinavidad.

Esta ha sido mi navidad diferente.

Pero antes de que sigas leyendo y puedas preocuparte tengo para decirte que estoy bien. Al inicio tenía algunos síntomas de gripe, perdí el olfato por algunos días pero todo ha marchado super bien, pocos síntomas a Dios las gracias. Además de que cuento con las dos dosis de vacuna. img role=

Sin embargo por compromiso cívico- sanitario no puedo salir del cuarto para no contagiar a nadie.

Enviamos a la niña a casa de los abuelos y Gaudis ( mi esposa) se quedó en la otra habitación.

Ayer pudimos cenar juntos pero en la terraza y respetando el distanciamiento.

Por lo que has leído hasta ahora ya entiendes que ha sido diferente.

Pero te digo algo… doy gracias, a parte de que estoy bien.. nada complicado, porque Dios me regaló el Covid en navidad para muchas cosas.

  1. Me permitió apreciar quienes son tus seres queridos realmente, aquellos que han sacado un espacio para llamarte y saber cómo estás, preocupados por tu estado de salud.

A mi esposa que no dejó como promesa vacía los votos que para muchos son más que solo mero protocolo de unas nupcias : 

“En la riqueza y en la pobreza, en salud y en enfermedad, para amarte y cuidarte hasta que la muerte nos separe.

  1. Me ha permitido “bajarle dos cambio” a la marcha que llevaba mi vida. Soy muy inquieto y siempre estoy creando nuevas cosas y suele pasar que cuando logro algo ya estoy creando lo próximo y no me detengo a disfrutar lo que se logró. Este 2021 fue un buen año, un año de grandes logros, de muchas metas alcanzadas.

Ha sido un año de dar gracias no solo a Dios, sino a los ángeles que él envió para que se lograra el milagro de lo sucedido.

Hoy Dios jugó el juego de el “angelito y diablito” conmigo… me hizo un regalo envuelto en papel de periódico que a simple vista no entraba en la categoría de “angelito” o regalo .. más bien de “Diablito».

Sin embargo al abrirlo y encontrarme que el regalo era el COVID  me decepciono, pero hoy, pasado ya una semana en confinamiento en la casa realmente me doy cuenta que era lo que Dios me estaba tratando de decir. Y por eso doy gracias.

Esta navidad diferente me ha permitido valorar las cosas más importantes, la familia que aunque muchas veces nos enemistados y/o molestamos están siempre ahí.

Que tu pareja por muchas veces que nos relegamos de ella es nuestro soporte en el día a día.

El trabajo que creemos que si no estamos no se hacen las cosas y quizás al no estar las cosas se hacen mejor.

Los hijos, que limitamos y en algunos casos eliminamos, el tiempo de calidad con ellos con trillada y falsa excusa de que el tiempo que tenemos es para trabajar y que trabajamos para darles la vida que se merecen que pretende ser mejor que la que tuvimos.

Y uno mismo…no sacamos tiempo para dormir, leer, escribir.. tiempo para uno mismo y hacer simplemente NADA y que esa nada sea el espacio  que estábamos buscando para estar con el ser que siempre estará junto a nuestro lado… nosotros mismos.

Valora la navidad que has tenido con o sin Covid, pero sobre todo valora la vida que muchas veces la subestimamos y solo la empezamos a valorar cuando empezamos a perderla o creemos que la podemos perder.

Feliz Navidad para ti y los tuyos

Emil Montás

PD.Dime en los comentarios como fue tu navidad

More to explorer

Los comentarios están cerrados.