Aprende a tomar decisiones inteligentes antes de hacer inversiones

Facebook
Twitter
LinkedIn

En el mundo que estamos viviendo todos queremos lograr el éxito, para muchos es una meta que les quita el aliento, yo he aprendido que se trata de un paso a paso que debemos vivir a fin de aprovecharlo al máximo, porque lo que fácil llega, más fácil se va.

Por eso es que siempre les digo a quienes desean aprender de inversiones y se me acercan para lograrlo, que primero deben aprender a gatear, luego a caminar y luego a correr. Si te lanzas a las inversiones sin medidas de prevención de accidentes te puede ir muy mal.

Yo entiendo que sientas la urgencia de avanzar por eso que tanto quieres, es normal. Pero tienes el compromiso de controlar esa urgencia pues, de lo contrario, las cosas te saldrán muy mal; así que hoy quiero darte unos secretos para que aprendas a tomar decisiones de inversión no solo inteligentes, sino rentables.

4 pasos que debes seguir antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones son como la vida, van y vienen, de hecho, el cambio es una de las variantes que más se repiten en este mundo. Cambian los mercados, cambian los proyectos, cambian tus objetivos y así muchos cambios por cualquier lugar.

¿Qué significa esto?

Que debes prepararte muy bien para invertir a fin de sortear los vaivenes, y aquí te dejo cuatro consejos que sé serán de mucha utilidad para ti porque para mí lo han sido.

  1. Aprende incluso de tus errores. No te quiero decir que te lances a equivocarte, al contrario, si puedes evitar una equivocación, hazlo; pero si te equivocas, no te pongas a llorar en una esquina, aprende de eso y avanza.
  2. Analiza siempre tus estrategias. Recuerda que no todo es definitivo, tus estrategias de inversión tienen que adaptarse a un entorno, si eso no ocurre, entonces corres el riesgo de tener que salirte de la carrera antes de tiempo. Piensa que eres un carro de la Fórmula 1, cada año Ferrari mejora algo a su modelo porque quiere ir por más.
  3. Arriésgate, pero piénsalo bien antes. Muchas veces el miedo nos paraliza, y cuando dejamos que eso ocurra las oportunidades se nos escapan de las manos; entonces tienes que controlar el miedo, pero, eso no significa que te lances a lo que sea, no, primero mira el proyecto, mira los números ¿te funcionan? Si es así, entonces invierte, créeme que no te arrepentirás.
  4. No te dejes llevar por los impulsos. Ninguna locura es buena cuando de invertir se trata, mientras mejor controles lo que hagas, mejores resultados obtendrás.

Ten en cuenta que tu inversión es un proyecto, imagina que estás pintando un cuadro, tienes que utilizar una técnica, saber aplicar los colores, combinar las pinceladas; en otras palabras, hacer las cosas bien, porque de eso depende todo lo que obtendrás en tu futuro.

El esfuerzo que estás haciendo hoy, el entrenamiento al que te estás sometiendo, se verá reflejado en unos años, así que de ti depende que ese futuro sea genial o complicado.

More to explorer

Los comentarios están cerrados.