¿Conoces cuál es el superpoder del Mastermind?

Emil Montás - EmilMontas.com

Emil Montás - EmilMontas.com

Cuando era niño, la mente solía volar traviesa, sin límites para la imaginación. Recuerdo que me gustaban las series de televisión de los superhéroes y, claro, soñaba con tener alguna de esas características, o más de una. Mis preferidos eran los 4 Fantásticos (Fantastic Four), una mezcla de perfectas dosis de conocimiento, fuerza y poder. ¡Humanos con poderes sobrehumanos!

¿Los recuerdas? Fueron una creación del escritor-editor Stan Lee y del ilustrador Jack Kirby, cuya primera edición circuló en noviembre de 1961, en tiempos en los que los cómics vivían una época dorada. El grupo estaba con formado por Mr. Fantastic (genio científico), Sue Storm (la mujer invisible), Johnny Storm (antorcha humana) y Ben Grimm (la cosa, la mole).

Durante una misión científica al espacio, estos personajes quedaron expuestos a radiación cósmica, por lo cual desarrollaron sus increíbles superpoderes. A partir de entonces, conforman un supercuarteto que se dedica a combatir el mal. Viven envueltos en situaciones límite de las cuales pueden salir airosos gracias a que se protegen unos a otros, al trabajo en equipo.

En 2005 se estrenó una película dirigida por Tim Story y protagonizada por Ioan Gruffudd, Chris Evans, Michael Chilkins y Jessica Alba. Lo que más me gustó fue la forma como, a pesar de sus diferencias, de que les costaba convivir, en las dificultades siempre actuaron como un equipo, fueron solidarios, se colaboraron y aprovecharon los dones, talentos y poderes de cada uno.

Traído a la realidad, este es el libreto de un Mastermind, una de las más poderosas herramientas de que disponemos en el marketing y en el mundo de los negocios, en general. El concepto de Mastermind proviene de Master (maestra) y mind (mente): significa mentes maestras, y su creación se le atribuye a Andrew Carnegie, magnate del acero comienzos del siglo XX.

Se trataba de un grupo de 50 personas, expertas en diferentes áreas, a las que Carnegie les consultaba antes de tomar cualquier decisión. De hecho, siempre atribuyó su éxito en los negocios a este cuerpo de asesores, un concepto que ha ido evolucionando y puliéndose. Hoy, por ejemplo, se conciben que los Masterminds no deben incorporar tantas personas, para facilitar la dinámica.

Estas son las características básicas de un grupo de Mastermind:

1) Son personas expertas cada uno en su área, todas diferentes y relacionadas con el negocio madre
2) El trabajo del grupo está enfocado en un objetivo específico, y común a todos los involucrados
3) El compromiso de cada persona es aportar su conocimiento y experiencia en tema que le compete
4) Se realizan reuniones periódicas en las que se desarrollan diferentes dinámicas: talleres, charlas de invitados, estudio de casos y más
5) Los beneficios colectivos están por encima de los intereses particulares


Emil Montás - EmilMontas.com

Nadie, absolutamente nadie, sobresale y triunfa en la vida y en los negocios si está solo. Todos necesitamos de otros no solo para recibir lo que ​nos ofrecen, sino también para potenciar lo que tenemos. Por eso, ser parte de un Mastermind es una oportunidad que no se puede dejar pasar así no más.

​El Consejo de Emil

Hay otras características, sin embargo, que diferencian a un grupo de Mastermind de uno de trabajo convencional. Una de ellas es la ausencia de egos. La idea de un Mastermind no es sobresalir individualmente, sino aportar al equipo, poner tu conocimiento al servicio de otros. Sobran aquellos que solo quieren recibir y que no están dispuestos a dar lo que tienen.

Otra es la disciplina: en un Mastermind se parte no solo del compromiso de cada uno, sino también del interés de participar y, sobre todo, de aportar. Para eso, entonces, es vital que no se falte a las reuniones, que se cumpla con las tareas asignadas, que se llegue preparado para que el tiempo y el trabajo sean productivos.  El que falta reiteradamente está de más en esta dinámica.

La más poderosa de las características de esta herramienta, sin embargo, es la colaboración. Los problemas se solución gracias al aporte de cada uno, a la sumatoria de su conocimiento y experiencia, a las herramientas que se conjugan como una robusta maquinaria. Además, se da el beneficio del análisis desde diferentes puntos de vista, siempre enfocados en el bien común.

Durante años, asistí a diferentes eventos presenciales que fueron muy enriquecedores. En ellos comencé a transformar mi vida y mi negocio, a llevarlos al siguiente nivel. Sin embargo, lo que me explotó la cabeza, como suele decir mi amigo y mentor Álvaro Mendoza, el Padrino, fue integrar un grupo de Mastermind. De hecho, actualmente estoy participando en dos excelentes.

Uno de ellos es el de Comando Secreto, el grupo élite de emprendedores conformado por Álvaro y su socio Gus Sevilla, que se inició en Punta Cana en 2017. El otro, con Erico Rocha, el brasileño que es una autoridad en el mercado de los infoproductos. No es posible cuantificar en dinero lo que valen el conocimiento, las estrategias y las herramientas que he adquirido en estos dos grupos.

Hoy, la vida me da el privilegio de poner a tu disposición el Mastermind VCDC (Vender Casas Desde Casa), una experiencia que promete revolucionar la industria inmobiliaria en Latinoamérica. El conocimiento y la experiencia que he atesorado en más de dos décadas estará a tu disposición, para ayudarte a transformar tu vida y la de tu familia, tu negocio y también la vida de tus clientes.

Un Mastermind no es cuestión de dinero, sino de beneficios y, sobre todo, de resultados. Ser parte de un grupo como este es gozar del privilegio de aprender de otros que poseen tanto o más conocimiento que tú y, en especial, de integrar un grupo destinado a romper barreras, a superar obstáculos, a generar cambios y a construir un mejor futuro para los involucrados y la sociedad.