Ser propietario es una responsabilidad a largo plazo